loader Wird geladen ...
Aceptar Cookies

Esta web utiliza Cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Cookie-Richtlinien.

26 März 2019

Un Brexit duro dificultaría el comercio por carretera entre Reino Unido y la Unión Europea

Un Brexit duro dificultaría el comercio por carretera entre Reino Unido y la Unión Europea

La circulación de mercancías, los controles aduaneros y paraduaneros, los aranceles…Estas y otras muchas más áreas sufrirían las consecuencias de la implantación de un Brexit duro. Un brexit sin separación ordenada, sin periodo de transición, y que convertiría a Reino Unido en un país tercero, sin la normativa de la UE y con la aplicación de las normas de la OCM (Organización Común de Mercados Agrícolas) a las relaciones comerciales bilaterales.

Todo esto ocurriría en caso de que la salida de Reino Unido de la Unión Europa llegara a un acuerdo y se implantara un Brexit duro. Una salida que se determinará finalmente en función de nuevas fechas clave. Tras una reunión del Consejo Europeo, el 29 de marzo ya no será la fecha de salida, pero sí el día límite para que Reino Unido decida si sale o no con acuerdo. En caso de negativa, la fecha se traslada hasta el 12 de abril. Día en el que el país tendrá que haber decidido si desea efectuar una salida a las bravas o, por el contrario, solicitar una prórroga. En caso de que lleguen a un acuerdo, la salida estaría estipulada para el 22 de mayo.

¿Qué supondría para las empresas de transporte que las relaciones comerciales y la libertad de tránsito se viesen afectadas? La actual autorización de transporte de ámbito comunitario ya no sería válida a partir de la fecha de retirada. Los derechos de acceso al mercado se limitarían a los permisos ofrecidos en la Conferencia Europea de Ministros de Transportes, los cuales permiten mucho menos tráfico que el actual.

Además, las empresas de transporte se encuentran en una situación de riesgo y confusión a la hora de planificar la actividad tanto a corto como a largo plazo. Por ello, la Unión Europea ha elaborado un plan de contingencia con una propuesta de Reglamento que supondría que la actividad actual, es decir, la libertad para comercializar, continuara hasta el 31 de diciembre de 2019.

La falta de información clara sobre este asunto no hace más que aumentar el estado de incertidumbre. La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte en España (FENADISMER) ha solicitado al Ministerio de Fomento que establezca un canal con la información actualizada para estar al día de las medidas que toma Reino Unido.

Es importante tener en cuenta lo que supone Reino Unido para el comercio español. En 2017 a nivel comercial con España, fue el tercer mercado más importante: un 7’2% del total de las exportaciones españolas, especialmente en los sectores de alimentación, automoción y aeronáutica.