loader Wird geladen ...
Aceptar Cookies

Esta web utiliza Cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Cookie-Richtlinien.

31 Juli 2019

Convocada la huelga de los camioneros portugueses para el 12 de agosto

Aunque la fecha de la huelga, 12 de agosto, ya se dio a conocer el pasado 6 de julio, cuando tuvo lugar el primer Congreso Nacional de Conductores en Portugal, la convocatoria de esta interrupción no se aprobó por unanimidad y con carácter indefinido hasta el 15 de julio de 2019. Día donde en las negociaciones llevadas a cabo entre los sindicatos SNMMP (Sindicato Nacional de Conductores de Mercancías Peligrosas) y SIMM (Sindicato Independiente de Conductores de Mercancías), que representan a más de 1.400 camioneros, con ANTRAM (Asociación Nacional de Transportes Públicos Rodoviarios de Mercancías), no se llegó a un acuerdo en cuanto a la aprobación del nuevo CCT (Contrato Colectivo de Trabajo).

El CCT preveía el aumento de 100 euros de salario base en los próximos 3 años (1.400 euros brutos para 2020, 1.600 para 2021 y 1.800 para 2022), así como el aumento del salario mínimo, pago de las horas extras y mejora de las condiciones laborales, entre otras medidas.

Una de las negativas que se plantearon en esta reunión fue la falta de compromiso por parte de ANTRAM para futuras actualizaciones, aunque sí se compromete al aumento de 300 euros para 2020. En esta reunión además participó la federación afiliada a la Confederación General de Trabajadores Portugueses (CGTP), en apoyo a SNMMP y SIMM.

Pedro Pardal Henriques del sindicato SNMMP, ha declarado que contarán con el apoyo de los camioneros españoles durante el periodo de la huelga convocada el 12 de agosto. 

Una huelga que desde los sindicatos advierten «afectará a todos los tipos de transporte en todas las áreas, además del combustible, afectará al suministro de las grandes superficies, de la industria y de los servicios, y conllevará una falta de alimentos y de otros bienes en los supermercados».

Todo esto se debe a, según un comunicado de prensa emitido por SIMM, unos servicios mínimos establecidos del 25%. De los 50.000 conductores, solo habrá disponibles 12.500 durante las jornadas de huelga. Además, se garantiza el «suministro de combustible y materiales a hospitales, centros de salud, clínicas de hemodiálisis, prisiones, bases aéreas, servicios de protección civil, bomberos, fuerzas de seguridad y unidades de gasificación autónomas».

Desde el gobierno dicen estar preparados para afrontar la huelga, que incluye tanto a los conductores de mercancías peligrosas como a los de transporte de mercancías. Además, el gobierno portugués ha anunciado que se está preparando una red de suministro de combustible de emergencia en caso de que los servicios mínimos durante la huelga no se cumplieran. 

Aunque esta situación, que no está exenta de gravedad, podría evitarse con un debate televisado en el que se pudieran aclarar las condiciones laborales de los camioneros, según ha afirmado SIMM en el comunicado de prensa emitido.