loader Cargando...
Aceptar Cookies

Esta web utiliza Cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

24 jul. 2019

Un Brexit por 60.000 millones de euros

El Brexit cada vez se acerca más. Con o sin acuerdo, parece que la salida de Reino Unido de la Unión Europea se llevará a cabo el 31 de octubre de 2019. Esta decisión de dejar de lado a la UE, afectará a las relaciones del país británico con el resto de países europeos, entre ellos España. La embajada de Gran Bretaña en nuestro país organizó una jornada informativa sobre el Brexit,  el 18 de julio, y planteó la opción de que se produjera un Brexit sin acuerdo. Una decisión que tendría un impacto en las relaciones económicas entre el país británico y España de 60.000 millones de euros.

Gran Bretaña es el quinto país de destino de los transportistas españoles, según Fenadismer, con un 8,1% del total de las toneladas-kilómetro realizados por vehículos pesados españoles, con esta salida de la UE las operaciones de transporte bilaterales entre ambos países seguirán un régimen de transporte sometido a regulación aduanera en régimen de importación y exportación. Sin embargo, en el sector del transporte se está trabajando para que, con acuerdo o sin él, la situación no cambie demasiado. Aunque se aumentarán las medidas de control en todos los ámbitos, los tiempos de conducción y descanso se mantendrán según el reglamento europeo y las normas de acceso al mercado también seguirán igual. 

Por su parte las mercancías de alto riesgo sufrirán un aumento de los controles, y se pondrá en marcha la creación de un EORY británico que los importadores deberán tener además del europeo. Este aumento del control ya se está preparando en el Eurotúnel y en los puertos de Bilbao y Portsmouth. Este "Brexit duro" supondrá un descenso de la competitividad para todos los europeos, ya que se producirán mayores retrasos en las entregas, mayores stockage antes del 31 de octubre y la necesidad de una mejor formación de los importadores y exportadores para superar las dificultades que les puedan surgir.