loader Cargando...
Aceptar Cookies

Esta web utiliza Cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de Cookies.

01 ene. 2020

La AP-7 y la AP-4 liberalizadas el 1 de enero

2020 llega de la mano de una nueva liberalización de autopistas. A partir de este 1 de enero, las autopistas AP-7 entre Alicante y Tarragona, con un total de 374 kilómetros, y la AP-4 entre Sevilla y Cádiz, con un recorrido de 94 kilómetros, pasarán a ser completamente gratuitas. En total, 468 km de carretera.

La iniciativa deriva del compromiso adquirido por el actual Ministro de Fomento. Este compromiso consiste en ir liberando los peajes de las autopistas una vez que se vayan agotando los contratos de concesión de los que disfrutan las empresas encargadas de esas carreteras. 

Es importante contextualizar la situación de estas liberalizaciones. En la actualidad, España cuenta con un total de 3.307 km de carreteras de pago. A finales de 2018, venció la concesión de la AP-1, y el tramo Burgos-Armiñón, con un total de 84 km de recorrido, fue liberada. En los próximos años, vencerán un importante número de autopistas de peaje. En 2021, por ejemplo, vence el tramo de la AP-7 desde Tarragona hasta la frontera de la Junquera, y la AP-2, entre Zaragoza y el Mediterráneo.

Desde Fenadismer (Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España), aseguran que, con esta eliminación de los peajes, se conseguirán una serie de ventajas que mejorarán la seguridad vial y la descongestión de la red viaria nacional. Al no tener que pagar por cruzar una carretera, los conductores podrán optar entre una vía u otra, encontrándose ambas en la misma situación. Los conductores eligirán no en base a criterios económicos, como hasta ahora, si no en base a la distancia o del destino. 

Al tener los camiones limitada su velocidad a 90 kilómetros/hora por las carreteras nacionales, se estima que, con estas liberalizaciones, existirá un trasvase importante, pero no masivo, de camiones a las autopistas de peaje.

Por otro lado, cabe destacar la rebaja de la actual factura que pagan los transportistas españoles en cuanto a peajes se refiere. Según el Observatorio de Costes del Transporte de Mercancías por Carretera que publica periódicamente el propio Ministerio de Fomento, alrededor de 1.900 euros anuales gastan los vehículos por el uso de estas autopistas. Además, el parque actual de transporte público pesado en España supera los 240.000 camiones.

En cuanto a los camiones, Fenadismer ha declarado que solicitará que un nuevo Pal de incentivos económicos se ponga en marcha. El objetivo: fomentar el desvío voluntario de camiones a la red de autopistas que continúen siendo de peaje,